miércoles, 15 de junio de 2011

Capítulo 4

Me plantó un beso en la mejilla. Un beso muy dulce, pero en el mejilla.

-Vale, ¿a qué viene esto?- dije sin entender nada- ¿Qué ha pasado? Yo pensaba que tu me ibas a...

-¿A besar? Vic, nunca te haré hacer nada que tu no quieras- Me dijo sonriendo con cara de nunca haber roto un plato- Y si no te importa vamos a seguir viendo la peli.

Volvió a poner la película y me acurruqué a su lado y me dormí.

Acabo de despertarme y debe de ser media mañana porque hay bastante claridad.
Estoy en mi cama, vale, ¿cómo he llegado hasta aquí? Debió de ser Doug, es tan mono…
¡Vic Vic! Yo habré pensado eso de mi mejor amigo teniendo novio, ¿verdad? Puff... me afectó bastante lo ayer por lo que veo.
No se oye ningún ruido por lo que debo de estar sola, pensé. Así que me levanté y fui a desayunar y como suponía me encontraba sola.

Abrí la nevera y encontré una nota. La debió de decir Dougie.
Decía así:

Quería Vic:
Tengo una sorpresa para ti. Cuando leas esto coge la moto y ve a la calle que pone a continuación. Entra en la tienda, dí mi nombre y la dependienta te dirá que hacer.
                                                                                              Tuyo siempre, D.


-¡Oh!- No sabía que decir.

Ni me paré a desayunar, bajé corriendo a la calle, me monté en mi vespa rosa y fui rumbo hacia la dirección que me había dicho.

Llegué en apenas 5 minutos y la dirección que me había dicho pero tenía que ser un error, porque era una tienda de lencería femenina. Pero para aclarar dudas entré a preguntar.

- Perdona, ¿eres Vic?- me dijo una chica morena muy bajita- Un tal D me ha dado este sobre, dice que tu sabrás quien es.

-Sí, soy yo- cogí el sobre emocionada- Muchas gracias.

Lo leí entusiasmada y decía: Coge lo que más te guste de esta tienda y ve al siguiente lugar.

No me podía creer que esto me estuviera pasando a mí. Dougie se está pasando. Es maravilloso.
Y así, emocionada, elegí un conjunto negro precioso y fui a la siguiente tienda.

Esta era una tienda, bastante cara, de ropa juvenil. Así que entré y la dependienta me dio un vestido y me dijo que me lo pusiera y me dio el último sobre.

Bueno princesa este es el último sobre. Ponte el vestido y te espero delante del Big Ben.

En medio minuto estaba encima de la moto. Había demasiado tráfico por lo que opté por ir a pie.

Estoy delante del Big Ben y no veo a nadie. No, espera, alguien acaba de taparme los ojos.
Que mono que es Dougie, espero que no esté empezando a sentir algo por él.

Y cuando me giré se me heló la sangre. ¿Él? ¿Él era D?

1 comentario:

  1. BESO EN LA MEJILLA? OH.... D es Danny, no? Que nervios, ^^

    ResponderEliminar